18 de septiembre: el inicio de la invasión a nuestra Fütawillimapu

Río Guayusca (Lüpi l’ewfü) en San Pedro | mapulahual.com

En esta publicación revisamos una triste fecha para el territorio mapuche williche: el 18 septiembre de 1544, el primer encuentro con el winka invasor, con su “civilización” y con su religión.

Muchas generaciones mapunche que hemos pasado por las escuelas chilenas nos hemos visto forzadas, a través celebraciones y juegos, a honrar la independencia de Chile durante el mes de septiembre de cada año. Así, tras un sistemático proceso de adoctrinamiento, “el 18” se convirtió en una fecha esperada y los desfiles militares llegaron a ser opulentos espectáculos que atraían la admiración general, teniendo como fin último ocultar horrores que continúan impunes.

Pero el 18 de septiembre no solamente es una fecha que nos recuerda 200 años de sometimiento por parte del Estado de Chile: también nos recuerda el día en que los invasores españoles hicieron su llegada a las costas de la Fütawillimapu. Así un 18 de septiembre de 1544, la expedición de Juan Bautista Pastene “tomó posesión” de la actual Bahía San Pedro en la comuna de Purranque en nombre de Carlos I, rey de España.

De acuerdo a los antecedentes recopilados por el historiador y religioso valdiviano Fernando (Gabriel) Guarda (Nota 1), el 4 de septiembre de 1544 la expedición dirigida por Juan Bautista Pastene y compuesta por las naves “San Pedro” y el “Santiaguillo” partió rumbo al sur para llegar a la latitud 41°15’ (Nota 2) el día 17 del mismo mes, nombrando al puerto cercano como “San Pedro”.

Respecto a los sucesos del día siguiente, jueves 18, Juan Bautista Pastene señala lo siguiente:

“Aquí salimos en tierra el capitán, Jerónimo de Alderete y yo [Juan Bautista Pastene] y otros siete soldados, dejando en la barca tres que la tuvieran presta y a recaudo y en llegando a tierra estaban cerca del agua hasta doce indios e indias, algunos de ellos con unas tiranderas en las manos, hablando soberbiamente, lo que no les entendimos; y mostrándoles alguna chaquira y haciéndoles señas nos dejaron llegar a ellos; llegado, tomamos dos indios y dos indias y teniéndolos cuatro soldados por las manos, sacó el dicho capitán [Jerónimo de Alderete] la instrucción arriba contenida del dicho señor gobernador [Pedro de Valdivia] y dió el poder al tesorero Jerónimo de Alderete e díjole que tomase posesión en aquellos indios e indias de aquella tierra por S. M. y en su nombre por el Gobernador Pedro de Valdivia, su señor y a mí Juan de Cárdenas que hiciese mi oficio como lo mandaba el gobernador por mi instrucción”.

Juan Bautista Pastene (1507-1580)

Así continúa el relato de Pastene:

“E luego este mesmo día por la mañana jueves dieciocho del dicho mes de septiembre del dicho año quinientos cuarenta y cuatro, en presencia de mí, el dicho Juan de Cárdenas, escribano y testigos de yuso escrito, el dicho Jerónimo de Alderete, tesorero de S.M., armado de todas sus armas, con una daga en su brazo izquierdo, teniendo su espada desnuda en la mano derecha, dijo que tomaba e tomó, aprehendía y aprehendió posesión en aquellos indios e indias, en el cacique dellos que se llamaba Maillón y en toda aquella tierra y provincia y las comarcas a ella, por el Emperador don Carlos Rey de las Españas y en su nombre por el Gobernador Pedro de Valdivia, cuyo vasallo y súbdito era el dicho gobernador y todos los que allí estábamos y en presencia de todos dijo el dicho Jerónimo de Alderete lo siguiente: “Escribano que presente estáis, dadme por testimonio en manera que haga fe ante S.M. y los señores de su muy alto consejo y Chancillerías de las Indias, cómo por S.M. y en su nombre por el Gobernador Pedro de Valdivia, tomo y aprehendo la tenencia y posesión y propiedad de estos indios y en toda esta tierra y provincia y en las demás sus comarcanas y si hay alguna persona o personas que lo contradigan, parezcan delante que yo la defenderé en nombre de S.M. el dicho gobernador y sobre ello perderé la vida e de cómo lo hago pido e requiero, a vos el presente escribano, me lo déis por fe, testimonio y signado en manera que haga fe y a los presentes ruego me sean dello testigo. Y en señal de la dicha posesión dijo las palabras ya dichas tres veces en voz alta, inteligible, que todos las oímos y cortó con su espada muchos ramos de unos árboles y arrancó por sus manos muchas yerbas y cabó en la tierra y bebió del agua del río Lepileubo [hoy Guayusca] y cortado dos palos grandes hicimos una cruz y pusímosla encima de un gran árbol y atámosla en él y en el pie del mesmo árbol hizo con una daga otras cruces: Y todos juntamente nos incamos de rodillas y dimos muchas gracias a Dios. Testigos que fueron el Capitán Juan Bautista de Pastene, Rodrigo de Quiroga, Diego Osorio, Antonio Farabarano, Juanes de Mortedo, Juan Ellas, el Capitán Pedro Esteban, Antonio Vereno. Y luego nos metimos en la barca, echo ésto, con los indios en indias tomados y nos volvimos al navío”.

Así fue el primer encuentro de nuestra gente y nuestra tierra con la civilización y la religión de los invasores: dos wentru y dos malgen secuestradas, una toma de posesión unilateral, la destrucción de la vegetación de la playa y la imposición de la cruz. Aquel 18 de septiembre se inició la invasión a la Fütawillimapu y también el newentukünowün (resistencia) que perdura hasta los días de hoy.

Pepi l’angümkünongelayen. Feymo witralepayen nga fachi antü. Feymo aflayai tain moll’füñ. 

Salvador Rumian C.
Fütawillimapu

@Wesrkin


Nota 1: Fernando Guarda (1953). Historia de Valdivia. 1552-1952. Santiago: Imprenta Cultura

Nota 2: A los 41°15’, de acuerdo a Google Maps, la bahía más cercana es la desembocadura del río Pescado, unos kilómetros al sur de Punta Capitanes, comuna de Fresia: https://www.google.com/maps/@-41.1224046,-73.9148953,1141m/data=!3m1!1e3

Tami srakisuam

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*