SrakisuamWesrkin Nütram

Palin Intercomunal: Desafiando la hermandad en el territorio künko

Publicado el
Fill püle powüpe fachi chillka...Share on Facebook
Facebook
142Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Palitun San Pablo | Inche Newen Mapu

Jugar Palin ha sido todo un desafío personal, colectivo, cultural y territorial, en los últimos 50 años las comunidades han pasado por prohibiciones en escuelas, han cambiado su nombre por “chueca” e incluso El estado de chile a través de su gobierno de instituciones militares lo decretó como delito a fines de los años 1970 y principios de los 80, sin embargo el fragmentado territorio que fue dividido, una parte para la Comuna de San Juan de la Costa y otra para San Pablo, encontró en el palin, darle continuidad a las alianzas territoriales y familiares.

Las asociaciones Inche Newen Mapu de la comuna de San Pablo y Mashi Kiñe de San Juan de la Costa, organizan el tercer encuentro intercomunal de clubes de Palin a desarrollarse en dos fechas, el 02 de Diciembre de 2018 en Panguimapu y el 09 de Diciembre de 2018 en Cancha larga, dando vida a una práctica deportiva que nunca fue extinguida del territorio de los Künkos.

Se echaron la aniñá

El afianzamiento de esta alianza intercomunal surge de una invitación a modo Künko, es decir, se desafiaron a jugar entre organizaciones como nos cuenta Víctor Cuchipe jugador y dirigente de Rincon Pucopio- San Pablo “El año 2015 le fuimos a hacer un desafío a San Juan de la Costa, 4 equipos de aquí y el 2016 esperamos que ellos nos vengan a desafiar aquí a nosotros, vinieron recién el 2017, nosotros le fuimos a hacer una desafío a su propia casa, fuimos a echarle la aniñá como se dice”.

Esquema del palitun en territorio williche | Waiwen

Si bien la costumbre se mantiene el 2018 la discusión fue bajo acuerdo como nos cuenta Julio Ojeda Hualaman de Casa de Lata, jugador y dirigente “Mashi kiñe aparece hace 12 años como organización pero obvio que de antes las comunidades se organizaban desde las familias para jugar palin, desde los bisabuelos comienzan a existir los equipos de la comuna que en la actualidad llegan a 12 de los cuales vamos con 6 a jugar a San Pablo de acuerdo a la cantidad de equipos que allá tienen” manifiesta.

Juventud volviendo al palin

Respecto a la inclusión de la juventud, ambas asociaciones cuentan con resultados dispares, mientras en San Juan de la Costa han encontrado aliados en las escuelas y la difusión por atraer a jóvenes, en San Pablo el número de jóvenes participando de los encuentros se destacan por ser pocos “se han hecho intentos por convocar a los jóvenes pero no se ha logrado, no alcanzamos a hacer un equipo con los jóvenes” admite Cuchipe, se entiende que las principales razones son el desarraigo y desvinculación de los lazos sanguíneos con las comunidades de las familias de esta parte del territorio.

Equipos de palitun o palin en San Juan de la Costa y San Pablo | Waiwen

En cambio la asociación Mashi Kiñe cuenta una realidad distinta “Los primeros años habían muy poca concurrencia, algunos lo encontraban bruscos y torpes, hay que aclarar que no es un juego delicado, es de mucho contacto, sin embargo logramos que este año 2018 aumente la participación de jóvenes por club hay como 3 jóvenes y algunos la mayoría son jóvenes, estamos contento por el acercamiento de los jóvenes” dice Ojeda Hualaman.

Los intentos de ampliar la práctica a otros territorios de las comunas también se ha transformado en un desafío “en las zonas de Huacamapu, Loma de la Piedra, Liucura y Bahía Mansa se está trabajando con las escuelas donde Mashi Kiñe tiene un rol activo apoyando con los arbitrajes o haciendo donaciones de wiños (chuecas a las escuelas), en ese aspecto ha ayudado el vínculo con el DAEM del municipio” explica, distinto es el caso de Inche Newen Mapu “en San Pablo Llano no hemos podido hacer un enlace, hemos ido a la Poza a hacer una representación, quisiéramos formar escuelas por esos lados pero no hemos podido concretar” seña Cuchipe Canquil.

Beneficios de jugar

En el escenario presentado por la escasez aún de jóvenes integrando equipos es que se destaca al weche (Joven) Milenko Jaramillo de Cantiamo, estudiante de Tecnología en alimentos de la Universidad de los Lagos y que actualmente juega por Los Madereros de Quilquilco y El jardín de la comuna de Fresia (en esta última invitados por familiares que fueron a vivir a esa comuna y han levantado equipo para jugar en la ciudad de Osorno) “cuando mi abuelito (Atilio Jaramillo) me llevo a los 6 años a ver un partido de chueca (Palin) y me gustó, decidí practicarlo y jugué mi primer partido a los 8 años” admite con claridad que participar de los encuentros retribuye “encontrarse con nuestra cultura, pasar un buen rato en familia, hay como 12 compañeros de mi generación desde el 2008 en adelante que participan jugando en algún equipo por lo tanto sugiero que se les hable más del deporte a los jóvenes y que sean llevados a las comunidades a ver y jugar” plantea.

Newen Weche de Panguimapu, San Juan de la Costa | Newen Weche

Asimismo dice que tiene aspectos físicos y mentales que se logran afianzar con el juego del palin “Lo físico es un complemento de la mental, porque puedes tener un físico acorde pero lo mental no te acompaña e incluso te puede jugar en contra ya que puedes ver disminuida tu movilidad en el juego, sobre todo al momento de amarrarse con tu contrincante” por lo tanto aclara “Lo mental ayuda a tener en cuenta de cómo funciona colectivamente un equipo, estudiar a tus contrincantes por donde sale más la bola (pali) y las estrategias que debes ocupar, si pones en juego lo físico con tu mente lograras habilidades como mejorar tu compostura, adquirir velocidad, más fuerza en los brazos” dice  el joven weche Palitujo.

Generar hermandad

Al plantear encuentro intercomunales de Palin, ambas asociaciones reconocen que, aparte del desafiarse, sus objetivos es generar hermandad “enseñarlo en diferentes partes, transmitirlo a sectores, atraer jóvenes y demostrar a cómo los clubes se juntan para compartir…Cuando vayamos a San Juan de la costa nos van a recibir ellos, cuando vengan a San Pablo lo vamos a recibir nosotros” dice Cuchipe Canquil, mientras tanto para Ojeda Hualaman de Casa de Lata, el intercomunal significa “compartir y ver técnicas de otras comunas, nuestro juego se asemeja a como es en San Pablo, hemos jugado con los de Temuco y ellos tienen otra forma por ejemplo, lo necesario aquí es compartir la cultura entre localidades que nos vemos a diario, los intercomunales atraen a muchas personas, es importante como pueblo, como equipos” señala.

Los Madereros de Quilquilco, San Pablo | E. J.

Ambas fechas también consideran como objetivo enfrentar a las asociaciones con un equipo de adultos “el año pasado (2017) pudimos participar con los fuchas que son adultos sobre los 50 años y se mantienen activos y esperamos invitar a nuestras ñañas de San Juan de la costa que también tienen su asociación con 11 clubes”, mismo juicio realiza el respecto Cuchipe Canquil “los adultos nos enseñan, nos entusiasman a participar y la mayoría de los que jugamos hemos sido entusiasmado por los abuelos y la idea es seguir en esa línea para llevar el deporte incluso a darlo a conocer a un nivel internacional” aclara.

Por Sraginantü Nawel
Revista WAIWEN

Tami srakisuam
Fill püle powüpe fachi chillka...Share on Facebook
Facebook
142Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *