InkanSrakisuamWesrkin Nütram

Conflicto en Caleta Cóndor: Algunos antecedentes de Juan Jaime José de Grenade Kovacic

Fill püle powüpe fachi chillka...Share on Facebook
Facebook
27Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Imagen 1: Isla o península de Cóndor, espacio en conflicto por compra realizada en 2011 | Fütawillimapu

Dada la gran repercusión que ha tenido a través de ‘redes sociales’ y medios radiales de la provincia de Osorno el conflicto generado por el particular Juan Jaime José de Grenade Kovacic contra la Comunidad mapuche williche ‘Caleta Cóndor’ en la zona l’afkenche de la comuna de Río Negro, en esta publicación revisamos algunos antecedentes referidos a este particular que en la actualidad afirma ser el dueño legal de la llamada ‘Península de Don Pele’ en la desembocadura del río Challwako (Cholhuaco).

Con la finalidad de que nuestras l’amuen y nuestros peñi de los diversos espacios de la Fütawillimapu tengan información cierta relativa al proceso de defensa territorial en el territorio mapunche l’afkenche de Caleta Cóndor, parte del Área Marina y Costera Protegida Lafken Mapu Lahual, compartimos un resumen de los sucesos de los últimos días y algunos antecedentes del particular Juan Jaime José de Grenade Kovacic.

Invitamos a ustedes, pu peñintun, pu l’amuentun a revisar previamente nuestra publicación Avance hidroeléctrico en la Fütawillimapu: situación del río Challwako, Caleta Cóndor, Río Negro, febrero de 2018.

LOS ÚLTIMOS SUCESOS DEL CONFLICTO EN CALETA CÓNDOR

El día lunes 26 de marzo informamos a través de nuestra página de Facebook (ver aquí) acerca de la inminente entrada del particular Juan Jaime José de Grenade a la ‘isla de Cóndor’, en términos más exactos a la península que se encuentra entre la barra del río Cholhuaco y la emblemática bahía de Cóndor, acción de confrontación directa con los miembros de laa comunidad que durante todo el siglo XX y lo que va del siglo XXI efectivamente han sido ‘ocupantes ilegales’ de sus propias tierras.

En la oportunidad reiteramos que Caleta Cóndor y, en particular, el río Challwako se encuentra a merced de proyectos hidroeléctricos tras las recientes aprobaciones de derechos de aguas a favor de particulares ajenos a la comunidad (ver aquí).

Gracias al apoyo de la gente de diferentes partes del territorio mapuche y de Chile, de Grenade no ha hecho ingreso al territorio de Caleta Cóndor y se presume estaría a la espera de poder contar con apoyo mediático, político y policial antes de un nuevo intento. Para lograr esto último, dicho particular habría hecho correr un rumor acerca de la internación de armas a la caleta para repeler su ingreso, información que difundimos el martes 27 de marzo (ver aquí). Evidentemente, el rumor es falso y lo único que buscaría sería lograr el acompañamiento policial para instalar trabajadores en Caleta Cóndor.

La primera representante mapunche que salió en apoyo a la comunidad Caleta Cóndor fue la concejala de San Juan de la Costa, Prosperina Queupuan (ver aquí) gracias a lo cual algunos medios locales empezaron a seguir el caso.

Tras las declaraciones del presidente de la comunidad Caleta Cóndor, Daniel Barrera, denunciando las intenciones de de Grenade (ver aquí), el 29 de marzo este último salió al paso para legitimar ante la opinión pública su condición de ‘dueño’ de parte de Caleta Cóndor a través de Radio Biobío (ver aquí).

A través del mencionado medio radial, de Grenade se empeñó en defender su título de la “Península de Don Pele”, en sus palabras “una propiedad chica de 125 hectáreas” adquirida el año 2011 y supuestamente inscrita en el Conservador de Bienes Raíces de Río Negro, a sabiendas de que ahí vivían generaciones de familias que han demandado el reconocimiento de sus tierras.

De las declaraciones de de Grenade se observa un claro interés por reducir su conflicto con la comunidad a un asunto entre particulares con el peñi Daniel Barrera, presidente de la comunidad, nacido y criado toda su vida (40 años) en Cóndor -como el resto de la comunidad-, mucho antes de la sospechosa compra realizada por el particular.

Así mismo, de Grenade planteó que la comunidad Caleta Cóndor es “falsa” y que está formada por “no indígenas” que están “destruyendo todo”. Junto a lo anterior, los miembros de esta comunidad son expertos en sacar provecho del Estado. Poco faltó para tildarlos de ‘zánganos’.

Uno de los puntos interesantes es que de Grenade afirma que compró la ‘isla de Cóndor’ para su conservación y que no quiere que se corte ningún árbol. Retomaremos este aspecto posteriormente.

La única reacción mediática frente a la arremetida de de Grenade por parte de dirigentes de la zona fue la del vocero de la Identidad Territorial Lafkenche, Miguel Cheuquemán, quien calificó de racistas los dichos y acciones del supuesto ‘dueño’ de Caleta Cóndor (ver aquí).

No nos referiremos a la débil de Conadi Osorno, entidad que se conforma solamente solicitar a las partes la entrega de antecedentes y negociar con el fin de comprar las tierras que siempre han sido mapuche.

Finalmente el día martes 3 de abril, a través de Radio Sago de Osorno, de Grenade se explayó referente a la supuesta legalidad de su compra realizada en 2011, a sabiendas de la existencia de una comunidad mapuche en la zona. Particularmente, realzó la figura de Pelegrín Meza Loyola como legítimo dueño durante años, siendo sus descendientes y herederos legales quienes le vendieron la denominada -arbitrariamente- “Península de Don Pele” (escuchar extracto aquí).

En términos generales, de Grenade reiteró una y otra vez que los miembros de la comunidad Caleta Cóndor son ‘ocupantes ilegales’, que no trabajan, que se ‘hicieron indígenas’, que viven a costas del Estado, que explotan alerce vivo para hacerlo pasar por muerto, que no viven en Caleta Cóndor, etc., etc.

Junto a lo anterior, sin referirse a la denuncia pública respecto al rumor que él mismo habría hecho circular respecto a la internación de armas a Cóndor ni respecto a la tenencia y porte de armas inscritas a su nombre, señaló ser objeto de constantes amenazas debido a que “anda solo” y que en Cóndor lo estaban esperando para agredirlo. El remate, muy al estilo victimista de José Antonio Kast, respecto a su no entrada a Caleta Cóndor el martes 27 de marzo fue: “seguramente me iban a matar”.

En lo que atañe a su interés en ‘la península’, señaló haberla comprado para conservarla para las “generaciones futuras” y “la humanidad”… y evitar la destrucción de los alerces por parte de la falsa comunidad.

JUAN JAIME JOSÉ DE GRENADE KOVACIC

Dada la prepotencia y soberbia de de Grenade, disfrazada de victimización, racismo y falso altruismo, compartimos algunos antecedentes referidos a este particular.

Partimos señalando, de acuerdo a la denuncia enviada enviado vía correo electrónico por Daniel Barrera, presidente de la Comunidad Caleta Cóndor, a la Armada y Carabineros de la zona el 28 de marzo pasado, que Juan Jaime José de Grenade Kovacic ha estado molestado y hostigando en forma sistemática a las familias de Cóndor, llegando incluso en helicóptero para amedrentar en su vivienda a la familia de Daniel Barrera, amenazando con que hará uso de la violencia y señalando que no teme estar involucrado en un hecho de sangre, pues ya anteriormente habría “matado a un cristiano”. No hemos investigado causas penales en las que de Grenade haya estado involucrado, por lo que no tenemos  más antecedentes referidos a este punto.

De acuerdo a los datos del Servel y la plataforma del Poder Judicial, Juan Jaime José de Grenade Kovacic presenta domicilio en la comuna de Río Bueno, actual Región de Los Ríos, específicamente en el Fundo Las Golondrinas, herencia de sus padres.

Referente a los orígenes de de Granade Kovacic, su padre, Jorge Alberto de Grenade Campos, tiene raíces en zona de Andalucía, al sur de España, mientras que su madre, Matilde Dominga Kovacic Ceric, es de origen croata. Como se ve, Juan Jaime José de Grenade es descendiente directo de inmigrantes, por lo que su cuestionamiento a la calidad de ‘indígenas’ de las personas que conforman la Comunidad Caleta Cóndor resulta -por lo bajo- fuera de lugar.

Matilde Kovacic era la dueña del Fundo Las Golondrinas 1, Rol 502-57, de aproximadamente 327 Ha, en la comuna de Río Bueno, terreno en el que viviría actualmente Juan Jaime José de Grenade. El Fundo Las Golondrinas es hoy propiedad de Agrícola e Inmobiliaria Las Golondrinas SpA, empresa en que Juan Jaime José de Grenade es accionista junto a otros miembros de su familia.

Por su parte, Jorge de Grenade, padre de Juan Jaime José, era dueño del Fundo Las Golondrinas 2, también en Río Bueno, propiedad que en su momento tenía una superficie de aproximadamente 590 Ha y que hoy se encuentra subdividido en los fundos Los Quilantos LT 2 A 1, Rol 502-58, y Los Quilantos LT 2 B, Rol 502-294. En la actualidad, el Fundo Los Quilantos LT 2 A 1 está a nombre de Matilde Kovacic, mientras que el Fundo Los Quilantos LT 2 B es propiedad de Ana María de Grenade Kovacic.

A los fundos anteriores se suma el Fundo Balmaceda PC 10, Rol 502-77, de aproximadamente 70 Ha, a nombre de Juan Jaime José de Grenade.

En la Imagen 2 se observan los fundos que pertenecen a la familia de Grenade Kovacic en la comuna de Río Bueno. Como se ve, las 1.000 hectáreas de dicha familia superan la superficie de la ciudad de Río Bueno.

Imagen 2: En color naranja, propiedades de la familia de Grenade Kovacic en la comuna de Río Bueno | Fütawillimapu

Por el momento desconocemos si Juan Jaime José de Grenade u otros miembros de su familia tienen más propiedades.

Referente a derechos de agua, Juan Jaiem José de Grenade tiene un derecho de agua subterránea en el Fundo Las Golondrinas. Junto al derecho anterior anterior, la empresa Las Golondrinas SpA tiene dos derechos de agua subterránea al sur de la ciudad de Osorno, camino a Riachuelo. Desconocemos si estos dos últimos derechos están vinculados a predios adquiridos por la familia de Grenade.

Volviendo al tema de la ‘conservación’, quienes conocen Caleta Cóndor y su historia saben que gracias a la comunidad se ha podido -precisamente- conservar el bosque, siendo la experiencia de Mapu Lahual una de las pioneras en la protección de la Cordillera de la Costa mucho antes de que al particular de Grenade se le ocurriera la idea de salvar los bosques de la destrucción de lo que para él son falsas comunidades ‘indígenas’.

Ahora, si vemos las image satelital de las propiedades de la familia de Grenade en Río Bueno, particularmente de los fundos Las Gaviotas 1 y los Quilantos LT 2 A 1 y LT 2 B, podemos ver extensas zonas deforestadas.

Imagen 3: Fundos de la familia de Grenade en Río Bueno | Fütawillimapu

Por su parte, la imagen satelital de Caleta Cóndor es la siguiente:

Imagen 4: Caleta Cóndor, parte del territorio Lafken Mapu Lahual, zona protegida mapunche williche | Fütawillimapu

Al comparar el estado de los fundos de la familia de Grenade y Caleta Cóndor, la única destrucción del bosque nativo que se aprecia es la existente en las tierras de Juan Jaime José de Grenade y no en Cóndor como él ha afirmado. Las imágenes hablan por sí mismas.

Si al particular de Grenade realmente le interesa la conservación, ¿por qué no ha reforestado con especies nativas de la zona su propio predio y el de su familia en Río Bueno para que se recupere el daño realizado por la actividad ganadera  y forestal en la zona?

Importante señalar que entre los vecinos de la familia de Grenade se cuentan predios de Manuka S.A. y Forestal Arauco, empresas que generan graves daños al Fill Mongen de los espacios los cuales se instalan.

Por otro lado, no hay que olvidar el carácter fradudulento de la gran mayoría de los títulos de propiedad en territorio williche, títulos legitimados en base al despojo, asesinatos, quemas de viviendas con familias mapunche completas dentro y leyes de ‘blanqueamiento’ de propiedades redactadas a la medida de los grandes usurpadores (como por ejemplo las leyes de Propiedad Austral). Agreguemos a lo anterior, que la actual comuna de Río Bueno se constata la existencia de Títulos de Comisario y Títulos de Merced, evidencias del derecho ancestral mapuche en dicha zona.

En base a las consideraciones expuestas, sería muy interesante hacer un estudio de los títulos de propiedad que hoy detenta la familia de Grenade Kovacic en Río Bueno para identificar a las müchulla (familias) que tendrían derechos históricos y actuales eventualmente vulnerados sobre aquellos fundos.

Volviendo al caso de Caleta Cóndor, de acuerdo a la compraventa de Ximena Silva Momberg y otros a Juan Jaime José de Grenade, de fecha 23 de junio de 2011, inscrita en el Conservador de Bienes Raíces de Río Negro, de Grenade adquirió derechos de partes o cuotas del retazo de terreno que llaman “Península de Don Pele”, es decir, no es dueño del inmueble como ha afirmado a través de algunos medios de comunicación local.

De acuerdo a los antecedentes que hemos recopilado, la compra de la “Península de Don Pele” le costó a de Grenade la nada despreciable suma de cien millones de pesos ($100.000.000).

Para nuestra sorpresa, en la actualidad la famosa “Península de Don Pele” está en venta a través de Jofre & Rossi Gestión Inmobiliaria (ver aquí) por $700.000.000¡siete veces lo que pagó de Grenade!

En otro portal, el precio de venta es de $600.000.000 (ver aquí).

Todo indica que el vendedor final es precisamente Juan Jaime José de Grenade Kovacic, aquel que públicamente afirma con vehemencia que su compra tiene como misión salvar a Caleta Cóndor de la destrucción y conservar aquel lugar para las generaciones venideras. Nuestra conclusión, evidente, es que el señor de Grenade solamente busca realizar un jugoso negocio a costa de nuestro territorio ancestral.

Queremos dejar en claro que la defensa del territorio mapunche, en este caso de Caleta Cóndor, en ningún caso se puede reducir a un ataque de carácter personal contra el señor de Grenade, ni contra su familia, razón por la cual nos reservamos otros antecedentes de carácter privado y familiar. Con esto pretendemos diferenciarnos del actuar de este particular quien sí trata de llevar el conflicto a temas personales con las familias de Caleta Cóndor, levantando acusaciones falsas, amenazándolas, hostigándolas y denostándolas a través de calificativos racistas y clasistas que solamente ocupan quienes han vivido en la riqueza y nunca se han ensuciado las manos en busca del sustento en condiciones totalmente adversas.

Finalmente señalar que la solución lógica para conflictos territoriales generados por el Estado y profundizados por particulares y empresas en nuestra mapu pasa por la expropiación de los terrenos reivindicados ancestralmente, en donde haya espacios sagrados y/o en donde existan antecedentes de despojo y usurpación, para su devolución a las familias y comunidades mapunche. Junto a ello, el reconocimiento de un estatus jurídico propio mapunche en los territorios controlados permitiría -por fin- poder llegar a la verdadera paz que todos anhelamos.

Pero como la lógica no opera en Chile, solo esperamos que el señor de Grenade venda a Conadi el predio que compró a sabiendas de las consecuencias y se devuelva a sus fundos para reforestarlos y reparar el daño existente.

De nuestra parte, mantendremos nuestro apoyo y colaboración a la Comunidad Caleta Cóndor en todas las acciones de defensa que realizarán. Así mismo, invitamos a las comunidades y organizaciones mapunche williche a hacer público su apoyo y solidaridad con nuestras l’amuen y nuestros peñi de Caleta Cóndor.

Fentenay-ten may fachi chillka.

Pepi konpalayai wesake ke tse tain Ñuke Mapu mo. Tsongümngelayai tain inkan.

Por Salvador Rumian C.
Fütawillimapu
@Wesrkin


Más información
Fütawillimapu: Avance hidroeléctrico en la Fütawillimapu: situación del río Challwako, Caleta Cóndor, Río Negro, febrero de 2018
Fütawillimapu (Archivo): Camino a Huellelhue: beneficios y riesgos para los ocupantes ilegales de sus propias tierras
Fütawillimapu: Avance hidroeléctrico en la Fütawillimapu: situación del río Quihue, San Juan de la Costa a enero de 2018

Tami srakisuam
Fill püle powüpe fachi chillka...Share on Facebook
Facebook
27Share on Google+
Google+
0Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *